ALFREDO

Más de mil personas se congregaron esta mañana en los montes de Baiona para reclamar la protección de la Serra da Groba ante la instalación de 48 aerogeneradores gigantes de 200 metros de altura.

Con consignas como “A Groba non se vende, A Groba se defende”, vecinos, comuneros, activistas, ganaderos, ciclistas y políticos de todos los concellos miñoranos, recorrieron un kilómetro desde el punto de salida hasta la zona dónde está previsto instalar un parque eólico. Sesenta colectivos apoyan la protesta convocada por la plataforma SOS Groba y el IEM.

Dicho proyecto contempla la instalación de 6 parques eólicos que distribuirán 48 aerogeneradores por toda la Groba que engloba a las comarcas de O Baixo Miño y O val Miñor.

En la actualidad están en fase de tramitación el parque eólico de O Rosal y el Parque eólico Torroña I, y a estos se sumarán los parques eólicos Torroña, Torroña III, Merendón y Albariño I. Las infraestructuras eólicas afectarán a los Concellos de Baiona, Oia, Tomiño y O Rosal.

ALFREDO