BANDALLO // Ganaderos en el curro de Mougás

A pesar de la intensa niebla existente hoy en los montes de Mougás (Oia), cientos de personas asistieron al tercer curro de la temporada y uno de los más concurridos de Galicia.

Unos 500 caballos salvajes fueron reunidos por los ganaderos. Los animales, que viven en libertad todo el año en los montes de A Groba, fueron agrupados desde primera hora de la mañana para concentrarlos en el recinto del curro.

Ya por la tarde, los ganaderos comenzaron a cortar las crines y las colas de los equinos, en una lucha espectacular entre ser humano y bestia. Los potros, que nacieron en el último invierno, fueron marcados para después ser desparasitados, igual que sus progenitores, lo cual permite tener saneado el ganado durante buena parte del año.

Este es el tercer curro o “rapa das bestas” que se celebra en Oia, donde hay la tradición de volver a encerrar a las “bestas” en el mes de agosto para realizar una segunda desparasitación, en lo que son conocidos como “curro das moscas”.