La 'Peña Cemento´ despide el 2016 con un chapuzón, desafiando las gélidas aguas de A Guarda
CEDIDA // La 'Peña Cemento' en su cita número 30, en la playa de Area Grande de A Guarda.

El tradicional chapuzón de los componentes de la ‘Peña Cemento’ no faltó para despedir el 2016.

En la playa de Area Grande de A Guarda se dieron cita, como cada año, casi treinta miembros de la ‘Peña Cemento’. Siempre en el último día del año. La peña cumplió su cita número 30 de esta tradición que arrancó ayer a las 13:30 horas.

Los ‘valientes’ que se dieron el chapuzón en las gélidas aguas de A Guarda tienen edades comprendidas entre los 4 y 89 años. Comenzaron con el calentamiento y ejercicios en la arena de Area Grande, para poner en forma los músculos en una prueba de resistencia al frío. Es sano para la circulación sanguínea, pues la reacción no se hace esperar. Calma el sistema nervioso y hasta propicia el buen humor. Según comentó a Telemariñas, Antonio Pimentel, “es imposible renunciar al chapuzón”. Llegó la hora y corrían hacia las serenas aguas del océano Atlántico para zambullirse de golpe, sin pensarlo un segundo “a pesar de lo fría que estaba el agua”. Fueron muchos los curiosos que se acercaron a ver lo que podría decirse que es ya todo un espectáculo.

Un oiense de cumpleaños

Además, se trata de una cita especial para un vecino de la parroquia de Burgueira (Oia), ya que coincide con su cumpleaños. Antonio Pimentel, único miembro de la ‘Peña Cemento’ que cumple años en esta fecha, lo celebró por todo lo alto, chapuzón, tarta, champán y una comida en buena compañía en el restaurante más cercano.

pena-cemento-chapuzon-fin-de-ano-2016
Antonio Pimentel saludando mientras salía de darse el chapuzón

pena-cemento-chapuzon-fin-de-ano-2016-2