Detector de chips

El Concello de A Guarda adquirió dos nuevos elementos para el control de animales abandonados en el municipio.

Estos nuevos mecanismos, que serán empleados por la Policía Local, consisten en un lector de chips y una jaula para la retención temporal de los animales, mientras no aparezca el dueño o se haga cargo la empresa con la que el Concello tiene convenio (Tragsa).

De este modo, la Policía Local de A Guarda contará con más medios para el control de animales domésticos abandonados o perdidos. Es obligatorio que estos animales lleven chip, y el lector adquirido por el Concello permitirá controlar a aquellos perros que se escapen o pierdan en la villa; así como detectar aquellos que no tengan chip y dar un plazo a sus dueños para que se lo pongan.

El objetivo de esta medida es evitar el abandono y luchar contra el maltrato animal. Además, también puede permitir localizar a los perros que hacen sus defecaciones en la vía pública, y a sus propietarios, para que este hecho poda ser motivo de sanción de acuerdo al reglamento.