Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Vigo-Redondela, patrullan desde el día 15 de junio, el Parque Nacional de las Islas Cíes, realizando una labor de prevención, con controles a pasajeros y equipajes antes del embarque, inspecciones durante el trayecto, y una vez en la zona de playas, los agentes recorren las zonas de más afluencia y más significativas de las islas, como son: el camping, el museo y los locales de hostelería.

También agentes de la Delegación de Participación Ciudadana se han desplazado al Parque Nacional de la Islas Cíes, para contribuir a que los ciudadanos tanto nacionales como extranjeros puedan disfrutar de este maravilloso paraje natural de forma segura.

Para ello, se han reforzado los canales de colaboración y comunicación manteniendo entrevistas tanto con las navieras que operan transportando a los turistas, con la oficina de turismo que se halla instalada en la zona y con el personal del camping de la isla, a los que se les ha transmitido algunos consejos para la prevención de la comisión de delitos en la zona en el marco del Plan Turismo Seguro.

Igualmente, algunos de estos consejos como instalarse la aplicación “Alertcops” en sus dispositivos móviles para denunciar un delito o ser geolocalizado en caso de urgencia, mantener las pertenencias siempre a la vista, procurar no perturbar la convivencia con ruidos y conductas innecesarias, ir siempre documentado, o no transitar por lugares solitarios saliendo de los caminos de uso público y rutas señalizadas, son trasladados a los mismos turistas dentro de la Isla, así como también se les dan recomendaciones con el fin de evitar la ciberdelincuencia para garantizar la autoprotección de sus datos personales.

Aprovechando su presencia en el lugar, la Delegación de Participación Ciudadana también colaboró con el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del camping instalado en la zona y participó en un simulacro de incendio supuestamente declarado en una zona cercana y donde debía desalojarse a los usuarios del mismo. Dicha evacuación de los usuarios del camping se llevó a cabo con la máxima celeridad posible siendo trasladados a una zona segura que constituía el punto de encuentro y de seguridad.

De este modo, todos los visitantes que durante este verano acudan a este lugar tan turístico pueden hacerlo con la tranquilidad de que la Policía Nacional velará por su seguridad en todo momento.