El alcalde de A Guarda, Roberto Carrero, junto con el teniente alcalde, Óscar Alonso, y dos representantes de restaurantes locales se desplazaron hasta Madrid para presentar una de las fiestas más reconocidas de la villa, la XXXII Festa da Langosta e da Cociña Mariñeira. El acto tuvo lugar en la Casa de Galicia de Madrid, donde fueron acogidos por su director, Javier Vázquez.

Más de 100 asistentes comprobaron la calidad de los productos que se ofertarán en la fiesta: la protagonista, la langosta, y también el roscón de yema, percebes, vino de O Rosal… Entre los invitados estaban autoridades como Marta Rivera de la Cruz, exconsejera de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid; diversos concejales de la capital, y numerosos profesionales relacionados con el sector turístico y gastronómico, muchos de los cuales desconocían la villa y su fiesta y quedaron sorprendidos por su belleza.

Roberto Carrero presumió de los encantos guardeses, tanto de sus paisajes e historia como de su gente. También quiso recordar a todas aquellos gallegos que viven en Madrid y regresan cada año durante sus vacaciones. Para finalizar su intervención, invitó a todos a visitar A Guarda, ya que “A Guarda e a súa festa deixan pegada”.

Por su parte, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ejerció como padrino de esta edición, y dedicó numerosos elogios a la villa gallega. Almeida confesó que tras realizar todas las rutas del Camino de Santiago, la que más disfrutó fue precisamente la que comenzó desde A Guarda hasta Mougás. Además, espera volver a la villa para disfrutar de nuevo de su gastronomía.

La tradicional cita gastronómica se celebrará los días 5, 6 y 7 de julio en el puerto de A Guarda. Habrá una carpa de 1.000 metros cuadrados que acogerá el lugar de degustación de los productos de los cuatro restaurantes participantes: Casa Olga, O Cangrexal, O Roxo y Xeito. Además de la protagonista, la langosta, los asistentes podrán probar hasta 20 productos del mar como camarones, mejillones, cigalas o vieiras y platos más elaborados como el pulpo á feira, paella marinera, choco guisado, empanadas o croquetas.

Eso no es todo, ya que como sobremesa se ofrecerá el típico roscón de yema guardesa y la Adega Gran Novás ofertará dos tipos de vinos, Albariño y O Rosal, ambos con Denominación Rías Baixas.

La parte de la oferta gastronómica, la oferta cultural y de entretenimiento será amplia para acompañar esos días en el puerto guardés. A lo largo del mes se irán conociendo las actividades y actuaciones que se esperan para ese fin de semana.