La ruta de BTT entre Oia, A Guarda y O Rosal estará señalizada

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, firmó con la alcaldesa de Oia, Rosa María Otero Carballa, y con los alcaldes de A Guarda, Antonio Lomba Baz, y de O Rosal, Jesús M. Fernández Portela, un convenio de colaboración para la señalización de una ruta de BTT por el sudoeste de la provincia de Pontevedra.

La presidenta de la Diputación quiso destacar sobre el acuerdo que “los nuevos tiempos políticos marcan este modelo basado en la coordinación y cordialidad entre ayuntamientos“. Además, subrayó que el proyecto de señalización del recorrido por la sierra de A Groba permitirá recorrer la ruta “no solamente durante la celebración de la BTT sino de forma permanente durante todo el año“.

Igualmente, Silva destacó la importancia de este convenio por su doble objetivo, ya que “por un lado impulsa la práctica del deporte durante todo el año pero también pone en valor la extraordinaria riqueza paisajística y patrimonial de la zona“.

Por su parte, el alcalde de A Guarda, Antonio Lomba Baz, agradeció a la Diputación su apoyo en la firma de este convenio, “ya que conseguimos así dar un carácter de permanencia a esta ruta de BTT, permitiendo que cualquiera que quiera tanto realizar la prueba como recorrer la ruta pueda seguirla durante todo el año con total seguridad“.

La alcaldesa de Oia, Rosa María Otero Carballo, quiso dar las gracias a la Diputación por “potenciar este nexo de unión entre los tres ayuntamientos que esperamos que se extienda además a otras actuaciones“. Con respecto a la señalización de la ruta la alcaldesa manifestó que “permitirá que sea permanente en el tiempo y que, en cualquier época del año, se pueda recorrer en bicicleta o bien caminando”.

Ya para finalizar, el alcalde de O Rosal, Jesús M. Fernández Portela, destacó que la señalización de la ruta conseguirá “poner en valor durante todo el año una zona repleta de atractivos turísticos al tiempo que se practica deporte“.

Desde el año 2009 los ayuntamientos de Oia, A Guarda y O Rosal, con la ayuda de los clubes ciclistas de cada una de las localidades, organizan, entre octubre y noviembre, una marcha en BTT de aproximadamente 35 km recorriendoen los montes del sur de la sierra de A Groba.

El interés que despertó la ruta hizo que aficionados al ciclismo, pero también al senderismo, comenzasen a recorrerla durante todo el año. En este contexto, y con el objetivo de fomentar la permanencia de la ruta, los tres ayuntamientos por los que discurre contarán, gracias a la Diputación de Pontevedra, con tres paneles informativos que darán a conocer los valores patrimoniales y naturales de la zona, 50 señales indicadoras con sus respectivos postes de soporte y 50 postes para balizas.