La temporada de pesca fluvial del 2017 arranca en Galicia el próximo 19 de marzo con nuevos tramos de pesca libre sin muerte. Los espacios destinados para la práctica de esta modalidad siguen incrementándose en las cuatro provincias gallegas, concretamente, en los ríos Furelos, Grande de Baio, de Vimianzo, Cabe, Miño, Neira, Abredo, Pentes, Gallo y Rodeiro. Así, para este año, los interesados dispondrán de un total de 328 kilómetros de río para la pesca sin muerte, que contrastan con los 199 que había en 2012.

Además, la temporada de pesca fluvial 2017 ofrece más de 310.000 permisos para la práctica de este deporte en 30.000 kilómetros de ríos y una amplia red de embalses y 148 cotos.

Según indica la Orden anual que regula la pesca fluvial y que fue publicada en el DOG en febrero, la pesca debe hacerse con caña, mosca artificial o cucharilla, anzuelo y sin cebo natural y, con respeto a la modalidad sin muerte, es obligatorio devolver las capturas al agua tras su extracción.

En cuanto a los horarios y días hábiles, y siempre con carácter general, el reglamento establece como inhábiles los lunes, excepto festivos nacionales o autonómicos. Los jueves laborales de la temporada se podrá pescar, pero sólo en la modalidad sin muerte en todas las masas de agua, excepto el 13 de abril, Jueves Santo, que será hábil según la modalidad de pesca autorizada en cada masa de agua.

Sobre el intervalo de tiempo habilitado para la práctica de este deporte, estará permitido pescar entre una hora antes de la salida del sol y una hora después de la puesta, pero, para más seguridad, las horas se podrán consultar en la página web de Meteogalicia.

Además, la normativa señala algunas especies vedadas, como son el cangrejo de río, a reñosa, el espiñento, el sábalo y la anguila.

La temporada comienza con la trucha

La temporada 2017 de pesca fluvial se inicia el 19 de marzo con la trucha y finalizará el 31 de julio. En los cotos con convenio de colaboración, se prolongará hasta el 30 de septiembre en la modalidad de pesca sin muerte, y en las aguas salmoneras, en las de reo o en las de montaña se retrasara la temporada hasta el 1 de mayo.

Por norma general, se establece la posibilidad de capturar 10 ejemplares al día y por persona con una talla mínima de 19 centímetros y los cebos son los mismos que los de la temporada pasada.