ALFREDO

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, destacó esta mañana que la Xunta de Galicia invertirá 35.000 euros más en las labores de peritaje de los daños causados por la explosión de Paramos, en Tui.

Inicialmente, ya había invertido más de 228.000 euros, a las que ahora se suma esta nueva cuantía que viene a financiar los últimos trabajos realizados en respuesta a las demandas del juzgado.

Tal y como indicó el delegado territorial, “este incremento se debe, fundamentalmente, al análisis que se realizó de los daños ocasionados en las redes de servicios, que requirieron de una valoración detallada y exhaustiva”. El análisis se realizó en las redes de abastecimiento, saneamiento, alumbrado, electricidad, telefonía y viaria y mobiliario urbano.

Además, esta nueva inversión también se debe a los últimos análisis realizados, que detectaron un mayor número final de edificaciones dañadas que las inicialmente previstas. Así, el número total asciende a 367, esto es, 16 más de las que se estimaban inicialmente, ya que las primeras estimaciones hablaban de 331 edificaciones en la zona y otras 20 en Portugal.

El incremento en la cifra de parcelas afectadas es fruto de los trabajos de análisis realizados por los peritos, después de comparar los distintos listados de los que se dispusieron: el inicial del ayuntamiento; el presentado por el juzgado según las reclamaciones presentadas; el de la plataforma de afectados; y el de las denuncias de las autoridades policiales portuguesas. A partir de estos listados, los técnicos realizaron una labor de identificación de los inmuebles realmente afectados, eliminaron duplicidades entre listados, vincularon los inmuebles con los diferentes afectados y separaron otro tipo de daños como los producidos en vehículos. Estos últimos, 70 coches afectados en total, recibieron unas ayudas que rondan los 2.200 euros.

A mayores, cabe también destacar que la Consellería de Medio Ambiente ya recibió 25 solicitudes para ayudas destinadas al alojamiento provisional de las personas cuyas viviendas resultaron dañadas, de las cuales se aprobaron 23, por un importe total de 116.385 euros de los que ya fueron abonados 51.338 euros.

Además, también se concedieron un total de 3,12 millones de euros de ayudas para sufragar los gastos en viviendas dañadas y en su menaje doméstico, de los cuales ya fueron abonados 2,4 millones de euros. En total se concedieron 122 solicitudes de las 132 presentadas. Tal y como concluyó Cores Tourís, “las solicitudes que aún no están resueltas, corresponden en su gran mayoría a expedientes incompletos”.