La Consellería de Infraestruturas e Movilidade, a través de Augas de Galicia, eliminó un punto de vertido de aguas residuales hacia el mar en la parroquia de Baredo, en Baiona.

Este foco fue localizado en el marco de las inspecciones rutinarias de seguimiento llevadas a cabo por los técnicos del Programa de Control de Vertidos, dependiente de Augas de Galicia, en el ámbito territorial de la Demarcación Hidrográfica Galicia-Costa.

Los técnicos de la Xunta identificaron el origen del punto de vertido en unas instalaciones de la zona, identificando deficiencias en la canalización del entronque de las aguas residuales generadas hacia la red de saneamiento municipal, alcanzando el mar.

Ante la deficiencia observada, los técnicos le requirieron a los responsables de la instalación la adopción de las medidas correctoras oportunas con el objetivo de emendar ese foco.

Los responsables procedieron a la substitución del tramo de la canalización donde se observó la deficiencia estructural, emendando de este modo las aportaciones irregulares al dominio público hidráulico, como verificaron los técnicos de la Xunta en una nueva inspección.