ALFREDO // Señal en Cabo Silleiro

La Consellería de Infraestruturas e Movilidade de la Xunta de Galicia acaba de finalizar los trabajos de señalización de rutas ciclistas protegidas en más de 600 kilómetros de carreteras autonómicas de la comunidad, entre ellas las de Baiona, Oia, O Rosal y Tui.

Esta intervención, que se enmarca en el Plan de Seguridade Viaria de la Xunta, contó con una inversión superior a los 180.000 euros.

En total, se actuó en 10 recorridos de las carreteras autonómicas de las cuatro provincias, con la instalación de más de 300 señales y paneles para que los conductores estén alerta de la presencia de los ciclistas.

Más seguridad

El objetivo de estas intervenciones es incrementar la seguridad en las rutas habituales de los ciclistas deportivos, colectivo que precisa de características diferenciales en el uso de las carreteras.

Los ciclistas deportivos circulan a una velocidad mucho mayor, por lo que tienen que desplazarse por la calzada, preferentemente por el arcén.

Estas circunstancias del colectivo provocan situaciones de mayor vulnerabilidad en sus desplazamientos, por lo que la Xunta refuerza su protección con la realización de actuaciones como estas de señalización y alerta a los conductores