Las descargas de pulpo fresco en las lonjas gallegas en lo que llevamos de campaña casi triplicaron las del año pasado, con cerca de 700 toneladas de este cefalópodo capturadas desde que comenzó la campaña hasta el 30 de septiembre, frente a las casi 250 toneladas del mismo período de la campaña anterior. Así lo adelantó la conselleira do Mar en funciones, Rosa Quintana.

En esta línea, la conselleira en funciones también hizo hincapié en el valor económico conseguido en la primera venta de este producto, que esta campaña supera los 4 millones de euros, frente a los 1,6 de la pasada. Unos datos, dijo Quintana, que reflejan el peso que tiene el sector del pulpo en la comunidad gallega, compuesto por 1.248 barcos con permex habilitante para el pulpo y que emplean directamente a 3.000 personas, de ahí “la necesidad de proteger el recurso y preservarlo para futuras campañas”, señaló.

La conselleira animó al sector a trabajar por preservar el pulpo, a través de planes de gestión acomodados con el fin de que estos buenos resultados “sigan siendo una realidad cada vez mejor”.