ALFREDO // Romero

Con el solsticio de verano llega La Fiesta de San Juan. Se dice que en esta noche mágica se comunica el mundo del más allá con el nuestro. Es el momento de espantar a los malos espíritus: “En San Xoán meigas e bruxas fuxirán”.

Muchas son las tradiciones que se asocian a esta fiesta de origen pagano. Durante esta noche arden las hogueras, se saltan las olas y se infusionan las flores.

El ritual de las hierbas de San Juan.

En la tarde del 23 de junio se recogen las 7 plantas: hierba de San Juan, hierba luisa, hinojo, helecho macho, retama, romero y malva. No necesariamente han de ser estas, de hecho, esta composición puede cambiar en función del lugar de Galicia donde nos encontremos. Estas especies, a excepción de la hierba luisa que tiene origen americano, son autóctonas y la mayoría de ellas viven de forma silvestre en bordes de caminos.

Se recomienda además recoger agua de 7 fuentes diferentes. Con esto conseguimos que nuestra poción sea más efectiva. La mezcla deberá pasar la noche al raso, para ser bendecida por el «orballo» y al día siguiente hay que lavarse la cara con esa agua purificadora llena de magia. Además de purificar la piel y protegernos de enfermedades, nos libra de meigallos, envidias y mal de ojo.

Las 7 Hierbas de San Juan

Helecho macho

Propiedades:

  • Su poder medicinal reside en su capacidad antiparasitaria y era muy utilizado contra las tenias o «solitarias». En dosis excesivas funciona como paralizante muscular.

Tradición:

  • La leyenda dice que durante la medianoche de San Juan le nacen flores con las que se pueden hacer hechizos poderosos. Protege los hogares y trae buena suerte.

Hierba de San Juan, hipérico

Propiedades:

  • En medicina tradicional es usada como cicatrizante, antiséptica, astringente y diurética, aunque su uso más extendido es como antidepresiva.

Tradición:

  • La creencia dice que es muy efectiva para espantar al demonio si se quema en casa. También ahuyenta a los malos espíritus y a las brujas.

Hinojo, anís

Propiedades:

  • Se empleaba para lavar los ojos y curar posibles inflamaciones en ellos, controlar el asma y mejorar la digestión.

Tradición:

  • Se dice que es eficaz contra el mal de ojo y malos espíritus. Las creencias populares aseguran que tener una bolsita con semillas de hinojo ayuda a conservar la salud, mientras que llevar una rama en el zapato izquierdo ahuyenta las garrapatas.

Malva

Propiedades:

  • Las especies de la familia Malvaceae tienen múltiples aplicaciones, se usan para combatir la bronquitis, la tos, enfermedades digestivas como el estreñimiento o la irritación del estómago y los nervios o el estrés, pero también para quemaduras y las picaduras de algunos insectos.

Tradición:

  • Es capaz de ablandar los caracteres más duros y trae buena suerte en los negocios y en los juegos de azar.

Romero

Propiedades:

  • Entre otras, tradicionalmente se usaba para aliviar el reuma, la artrosis, los problemas circulatorios, los dolores de garganta y la depresión. También es bueno como cicatrizante y estimulante. Muy aromática y usada como condimento alimentario.

Tradición:

  • Es la hierba que protege y purifica los hogares gallegos. La creencia popular defiende que fortalece el cabello y lo hace crecer.

Retama

Propiedades:

  • Cuenta con propiedades purgantes, diuréticas y tónicas para el corazón. Alivia la ciática y las enfermedades reumáticas.

Tradición:

  • Se usa para hacer escobas con las que barrer los malos espíritus fuera de casa y, al mismo tiempo, purificarla y protegerla.

Hierba luisa

Propiedades:

  • Su infusión favorece una buena digestión y elimina los dolores de barriga, los gases y el dolor de cabeza.

Tradición:

  • Esta planta se asocia a las verbenas y fiestas, pero también al amor: según la leyenda, las jóvenes solteras debían recogerla durante la medianoche de San Juan. Protege de los engaños y del mal de amores.

CRÓNICA:  ProPlantae (Servicios en sanidad vegetal)

ProPlantae (Rúa das Pontes, 6, 36350 Porto do Molle, Nigrán, 986 129 163) nace de la necesidad de mantener una producción constante o en aumento de nuestros cultivos sin comprometer con ello al medio ambiente.