La diputada socialista Leticia Gallego estuvo hoy en Tomiño, acompañada por miembros de la Agrupación Socialista encabezados por la secretaria general Violeta de Santiago y la concejala Mirta Misa, para denunciar la caótica situación de la Atención Primaria en esta localidad y en la comarca de O Baixo Miño. Gallego anunció que el PSdeG-PSOE está presentando iniciativas en el Parlamento de Galicia para que se cubran las vacantes en el cuadro médico del Centro de Salud y se reabra urgentemente el Consultorio de Goián. Además, vuelve a reclamar la ambulancia medicalizada para O Baixo Miño.

Los socialistas denuncian que de los 8 médicos que corresponden al Centro de Salud de Tomiño tan “só están a pasar consulta 5” y no resulta extraordinario que, en ocasiones puntuales, “haxa só 4 ou 3, tendo en conta que o persoal desprázase para atender emerxencias ou visitar en domicilios. É unha vergoña a atención sanitaria que se está a prestar en Tomiño”, subrayó la diputada, “porque por culpa da Xunta de Galicia, as/os traballadoras/es do Centro de Saúde deben multiplicarse para sacar adiante o seu traballo e atender a toda a poboación«. Además, explicó que hay problemas con las urgencias médicas, que se atienden desde el PAC de Tui y no existe el demandado servicio de ambulancia medicalizada de O Baixo Miño.

Al respeto del Consultorio de Goián, explicó que el malestar entre el vecindario crece, hasta el punto de que la Mancomunidad de O Baixo Miño acordó solicitar una reunión al conselleiro de Sanidade, pero no obtuvo contestación, “nun claro xesto de desprezo cunha cidadanía que demanda unha sanidade pública digna e de calidade”. “Urxe reabrir o consultorio de Goián para non saturar máis o Centro de Saùde de Tomiño”.

El PSdeG-PSOE denuncia que Galicia es la tercera peor comunidad autónoma de España en ratio de médicas/los por habitante (aproximadamente 450 por cada 100.000 habitantes cuando la media española está en 480), según los datos del Consejo General de Colegios Médicos de España. También somos- dicen- la tercera peor comunidad en ratio de enfermeras/os por paciente, con 5,4 por cada 1.000 habitantes (la media europea está en cerca de 8). El panorama se completa con la carencia de pediatras (apenas están cubiertas el 90% de las plazas) cuando en Asturias se supera el 98%, según datos de la Asociación Española de Pediatría.