Lugar donde se halló a la septuagenaria

La Guardia Civil comunicó a primera hora de esta mañana, que la mujer que llevaba desaparecida desde ayer en Gondomar, fue localizada a las 2:00 horas de hoy por un vecino gracias a los ladridos de su perro.

Según indicaron, la septuagenaria (M.L.F. de 73 años) fue encontrada con vida caída en medio de un riachuelo con síntomas de hipotermia y fue trasladada al Hospital Povisa.

Fue su propio hijo quien, sobre las 23:00 horas de la noche pasada, llamó al 112 Galicia para alertar de su desaparición. Indicaba que no sabía nada de su madre en todo el día en el lugar de Vilas, en Morgadáns. Descartaba problemas de salud salientables pero sí en alguna ocasión tenía problemas de orientación.

A partir de ahí, se dio cuenta de los hechos a la Guardia Civil, quienes con ayuda de varios vecinos, dieron una batida por la zona sin resultados. También los miembros del GES y de Protección Civil de Val Miñor fueron informados del suceso.