Final feliz para un vecino de Gondomar que desapareció ayer por la tarde de su domicilio. 

Tras la desaparición se desplegó un gran operativo de búsqueda de la Guardia Civil, incluso con perros llegados de Ourense. Una patrulla de la Guardia Civil de Gondomar localizó a M.Á.M. de 72 años en una zona conocida como Portavedra, en el monte de Donas (Gondomar). El hombre fue localizado con vida, a unos 10 kilómetros de su domicilio, y en aparente buen estado de salud pese a haber pasado la noche a la intemperie.

“Lo encontramos de casualidad dando vueltas, nos metimos por un camino que pensábamos que el coche no iba a pasar. Gracias a Dios lo encontramos. Al ser una persona sorda, hemos tenido que usar papel y boli, pero en un principio estaba bien porque nos hacía el gesto de ‘ok’ con el pulgar”, declaró un agente de la Guardia Civil de Gondomar.

Ayer salió como todas las tardes a dar una vuelta, de una hora o dos horas como mucho, pero me di cuenta de que tardaba un poquito. Pasaban las horas y pensé, este hombre se ha perdido y llamé a la Guardia Civil” , comentó su mujer D.P.T. a Telemariñas.

Una ambulancia trasladó a M.Á.M. al centro hospitalario vigués de Povisa por medidas de precaución y así, poder evaluar su estado.