Tres colchones han quedado completamente calcinados esta tarde de Priegue, en un incendio presuntamente intencionado. Los hechos sucedieron en torno a las 17:00 horas de hoy.

La Policía Local de Nigrán ponía los hechos en conocimiento de los bomberos del GES de O Val Miñor, que, gracias a su rápida intervención, el fuego no se propagó a los contenedores que estaban cerca.

Afortunadamente, hoy se encontraban dos bomberos de guardia. El pasado 26 de diciembre, la representante sindical, Rosi Pereira, daba la voz de alarma. Seis de los trece efectivos que conforman el servicio del Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) de O Val Miñor están de baja, bien sea por enfermedad, por Covid u otro motivo. Esto obliga a estos profesionales a realizar servicios con un único bombero por turno.

“Esta situación es insostenible y hace imposible atender como nos gustaría las emergencias que puedan ocurrir en el valle, ya que un único bombero no puede intervenir en un incendio o excarcelar a una víctima en un accidente de tráfico. En caso de emergencia, tenemos que esperar la llegada de los equipos de O Porriño o Vigo, con lo que el tiempo de respuesta disminuye considerablemente”, explica Rosi Pereira.

A mediados del pasado mes de noviembre, la Mancomunidad contrató a un bombero de refuerzo para cubrir bajas, pero ahora es insuficiente. “Somos siete para cubrir 24 horas al día, los siete días de la semana. Para realizar el servicio tendríamos que hacer guardias de 48 horas. Esto mermaría la capacidad de respuesta del bombero, ya que no está al 100% porque no está descansado, lo que repercute a la hora de acudir a una emergencia”, manifiesta Pereira, quien matiza que para realizar un buen servicio “necesitamos descansar tres días, que es lo normal”.

Esta situación se prolongará durante los próximos días ya que no hay “nadie en bolsa para contratar. Esperamos que los compañeros se pongan bien lo antes posible y así solucionar este problema para atender a los vecinos como se merecen”, finaliza la representante sindical.