El PP de Baiona logró en el pleno del pasado mes de febrero que el gobierno local se comprometiera a ponerse en contacto con la Dirección de Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia para que este departamento pueda realizar las valoraciones y trabajos oportunos sobre el terreno y determinar si los restos rupestres hallados en el recinto amurallado del Monterreal son petroglifos. En caso de lograr un resultado positivo, que puedan ser registrados y catalogados oficialmente. «Sin embargo, tres meses después, el tripartito no ha tramitado el acuerdo plenario a la administración autonómica», afirman desde el PP baionés.

El PP presentó una moción que se aprobó por unanimidad, contando con el voto a favor del tripartito (PSdeG, BNG y NOS), en la que se solicitaba, además, «que de ser considerados estos vestigios como petroglifos desde el Concello se pida al Ministerio de Turismo, como propietario del inmueble, que valore la posibilidad de potenciarlos y divulgarlos para dotar a nuestro municipio de un mayor valor patrimonial y añadirlos a la lista de atractivos turísticos. Buen ejemplo es el arte rupestre del Outeiro dos Lameiros que desde que fue descubierto y catalogado hace 42 años se ha convertido en toda una joya de obligada visita para vecinos y amantes del arte«, explican los populares.

Concelleiros del grupo municipal popular baionés que encabeza Ángel Rodal tuvieron la posibilidad de comprobar con anterioridad la existencia de lo que entienden «son un amplio abanico de cazoletas que, en este momento y según una pequeña investigación llevada a cabo por el portavoz antes de presentar la propuesta al pleno, a día de hoy no cuentan con catalogación».Entendemos que es necesario que se realicen los trabajos de prospección y documentación para poder poner en valor este nuevo patrimonio rupestre en pleno centro de la villa y situado en un marco inigualable”, expusieron los populares en su propuesta, «que tras ser aprobada hace tras meses hasta el momento el gobierno local de Baiona no ha dado tramitación alguna».