Luceiro será devuelto al mar tras su recuperación en Nigrán
Luceiro, ya recuperado, ayer en la Illa de Arousa

Luceiro, una cría de lobo marino inició ayer su regreso al mar tras un período de recuperación. Primero en el centro de la Coordinadora para el estudio de los mamíferos marinos (CEMMA), en Nigrán, y, posteriormente, en el Instituto Galego de Estudios de Acuicultura, de la Illa de Arousa.

Este lobo marino fue rescatado, en diciembre de 2016, frente a las costas de San Andrés de Teixido por un pesquero que acabó por darle su nombre, Luceiro. Ahora, ya totalmente recuperado, volverá a su hábitat natural en el mar de Irlanda. Allí será depositado por la tripulación del barco Ferreira Martínez, con base en el puerto de Marín, que la mañana de ayer salió con el rumbo puesto en las aguas del norte europeo.

Durante este tiempo de recuperación, Luceiro fue tratado de unas heridas en cabeza y en las aletas que presentaba cuando fue recogido. Además, se le enseñó a comer y a pescar por sí solo, a coger destreza para entrar y salir del agua, ganar peso (hasta los 33,5 kg actuales) y musculatura.