Pleno celebrado en Nigrán
ARCHIVO // Imagen de un pleno celebrado en Nigrán.

El Pleno del Concello de Nigrán aprobó ayer con los votos a favor del PSOE y del BNG y la abstención de los demás grupos la moción para liquidar los retrasos que el Concello mantiene con Cespa desde el año 2013 a 2015 y que, según los informes técnicos, asciende a 136.481 euros.

Asimismo, el gobierno se comprometió a presentar lo antes posible la revisión de 2016 y 2017, aspecto en el que ya están realizando los cálculos los técnicos. De hecho, completar esta revisión pendiente era un compromiso adquirido en el anterior pleno por toda la corporación delante de los trabajadores.

Los contratos están para cumplirlos, tanto por parte del Concello como por parte de la concesionaria; que no haya duda de que desde el gobierno exigiremos y reclamaremos a Cespa todo lo que le corresponda”, indicó el alcalde Juan González, quien confirmó en el pleno que se está trabajando en una “futura reestructuración del servicio sin ninguno coste añadido para que el contrato se adecúe a la realidad actual, ya que data de 2004 y no se contemplan zonas como Porto do Molle“.

Autopista AG-55

La corporación aprobó también una declaración institucional en la que se pide a la Xunta la supresión de los peajes de la Autopista de O Val Miñor (AG-55), un hecho que consideran “de justicia” porque es la forma más directa y ágil de llegar a servicios claves como el Hospital Álvaro Cunqueiro, la Universidad de Vigo o Peinador; impide que funcione como una circunvalación de los tres Concellos; resta competitividad a Porto do Molle o no canaliza el tráfico de mercancías con la consiguiente pérdida de seguridad viaria que lleva aparejado.