Los Premios Arquitectura, convocados por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) con el patrocinio oficial de COMPAC, se entregaron ayer en un acto celebrado en Madrid, certamen que contaba entre los finalistas con dos obras gallegas, el proyecto Berbés UVigo, de Elisabeth Abalo Díaz y Gonzalo Alonso Núñez, y el Acondicionamiento de los espacios públicos de la Explanada del Horizonte, de María Fandiño Iglesias.

En representación del Colexio de Arquitectos de Galicia (COAG) asistió al evento su decana, Elena Ampudia, que estuvo acompañada por el arquitecto y exdecano del COAG, así como vicepresidente de la Real Academia Galega de Belas Artes y presidente de la Fundación Docomomo Ibérico, Celestino García Braña, y la arquitecta y también exdecana del Colexio Teresa Táboas, representante del CSCAE en la Unión Internacional de Arquitectos (UIA).

El objetivo de los premios se centra en acercar la arquitectura a la sociedad, difundiendo sus valores y su capacidad para mejorar la vida de las personas y garantizar la sostenibilidad del planeta, reconociendo las mejores prácticas en arquitectura, urbanismo y actividades vinculadas con un reconocimiento a la labor de todos los profesionales arquitectos, o relacionados con la arquitectura, que contribuyen a crear una sociedad más justa e igualitaria.

Así, la arquitecta gallega María Fandiño Iglesias recibió el premio en la categoría de Sostenibilidad y Salud por los valores universales del acondicionamiento de los espacios públicos de la Explanada del Horizonte en O Rosal.

El acondicionamiento de los espacios públicos de la Explanada del Horizonte, en Portecelo, en el Concello de O Rosal es una propuesta que nace de entender el territorio como un artificio elaborado y estudia minuciosamente sus componentes con el objetivo de adaptar el proyecto al paisaje que le rodea: un elemento vivo que se completa con el tiempo a través de la vegetación, la geomorfología del lugar y el ecosistema. Destaca el valor de la sostenibilidad, ya que el proyecto pretende regenerar el espacio mediante materias del propio medio.

La junta de gobierno del COAG ha mostrado su satisfacción por el premio otorgado a María Fandiño a quién le han dado la enhorabuena y la han animan a seguir trabajando en esta línea para cosechar muchos más éxitos. Han felicitado también a Elisabeth Abalo y Gonzalo Alonso por su gran puesto como finalistas en esta edición por la obra del Berbés UVigo, “confirmando el buen estado de salud y la calidad de la arquitectura en Galicia”.