Medio Rural adquiere 12 nuevas motobombas para la lucha contra los incendios forestales

La Consellería do Medio Rural renueva su parque móvil para la lucha contra los incendios forestales gracias al suministro de 12 nuevos vehículos equipados con una cisterna de 4.200 litros y cabina sencilla (con capacidad para 2 personas) para los diferentes distritos forestales. De esta forma, la Xunta renueva los vehículos motobomba para mejorar la eficacia del dispositivo de lucha contra los fuegos en su conjunto.

El importe de este suministro a la empresa Uro Vehículos Especiales S.A. asciende a 2,5 millones de euros, en el cual el 80% está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional en el marco del Programa Operativo FEDER Galicia 2014-2020. Estas 12 motobombas se suman las 43 ya entregadas a lo largo del año 2016 a los distintos distritos forestales, por un valor superior a los 9 millones de euros. Asimismo, el año pasado también se cedieron otros 14 vehículos a ayuntamientos.

Esta actuación se enmarca dentro del compromiso de la Xunta en la lucha contra los fuegos forestales, un compromiso que se seguirá llevando a cabo en la próxima primavera con la compra de otras 12 motobombas más. Así, desde el año 2009, se llevan renovado un total de 55 motobombas para los distritos forestales y 42 para los ayuntamientos de Galicia.

El objetivo es dotar a todas las administraciones que colaboran en la prevención y lucha contra los incendios forestales del material adecueado para un buen funcionamiento de todo el operativo. De este modo, el parque móvil se componen de 360 motobombas de la Xunta, de los ayuntamientos y de los parques de bomberos, a los que se añaden cisternas, palas y otros vehículos.