Miles de personas festejaron el 523 aniversario de la llegada de la carabela
FOTO BANDALLO // Festa da Arribada 2016

Miles de personas regresaron por unos días al medievo para festejar el 523 aniversario de la llegada de la carabela “Pinta” en busca de refugio y anunciar así el descubrimiento de América. 

A pesar de haber comenzado la celebración el viernes con una alerta amarilla desde la organización y la Policía local hacen un balance muy positivo en cuanto a la afluencia de gente, ya que al haber sido 3 días de Fiesta se ha repartido la afluencia de público y se estima que durante las tres jornadas de celebración, según informa el Concello de Baiona, que unas 200.000 personas han pasado por la Real Villa para unirse al festejo da Arribada.

La localidad se engalanó para que recibir miles de visitantes venidos de todas partes por tierra y mar ya que el acceso ofrecía diversas alternativas. Cabe señalar que los accesos en barco han vuelto a ser un éxito, si bien la Naviera Mar de Ons canceló los viajes el sábado por el mal tiempo si funcionó el domingo moviendo a 1200 pasajeros y Piratas de Nabia que sí salió los dos días, trasladó a Baiona más de 2000 pasajeros.
La novedosa bolsa de aparcamiento en Porto do Molle, sirvió para que 4000 personas entrasen en Baiona de forma gratuita y sin el menor trastorno, los sondeos que se le hicieron a la gente en cuanto a la iniciativa fueron muy positivos, los viajeros manifestaron que era una “excelente medida”.

En cuanto a las actividades, funcionaron a la perfección y con gran afluencia de público, siendo las actividades de los más pequeños las más exitosas. En cuanto a la seguridad ciudadana, gran afluencia en horario nocturno tanto en el casco viejo como en el parque de la Palma. Ha habido un buen comportamiento en general lo que ha provocado que hayan mermado el número de denuncias con alteraciones en la seguridad ciudadana, comportamientos incívicos y daños al patrimonio.

Gracias a la consolidación del puesto de mando avanzado, se ha tenido una mayor eficacia en la coordinación de medios, tanto de seguridad como de emergencia, contando de forma novedosa con un dron que vigilaba permanentemente toda la franja costera y controlando los puntos de mayor incidencia.
Es de reseñar, que desde el Puesto de mando avanzado se han dado instrucciones a los asistentes a la fiesta para que tomasen precauciones en cuanto a la custodia de sus pertenencias, lo que ha llevado a la detención de cinco presuntos carteristas a los cuales se está investigando por la oleada de hurtos que se han producido en la jornada del domingo.

Con todo, Baiona intenta volver a la normalidad tras un intenso fin de semana plagado de actividad. Todos los operarios municipales trabajan intensamente para volver las calles a su aspecto cotidiano.
Baiona cuelga el traje medieval hasta el próximo años y hay quien ya está pensando en la próxima edición de la fiesta medieval pues la Arribada es una fiesta tan especial que no deja indiferente a nadie y que una vez que la vives y disfrutas repites, una y otra vez, y no te la quieres perder.