Tras los de A Valga, Torroña y Mougás, todos en el Concello de Oia, Morgadáns (Gondomar) celebra este domingo 20 de junio el cuarto curro de la temporada en Galicia.

Como es habitual, a primera hora de la mañana, los ganaderos suben al monte de Gondomar dirigidos por el “bestilleiro” y van acorralando a las “burras”. El rito comienza con “a baixa”, una operación de acoso, acorralamiento y conducción de las “bestas” que, en espectacular galopada, van descendiendo hasta llegar al curro.

Después de reponer fuerzas, sobre las 17:00 horas, los ganaderos comenzarán la tradicional “rapa das bestas”. Se espera reunir a unas 100 “burras”.