El Concello de Nigrán añade desde hoy en el centro municipal de atención a personas con enfermedades neurodegenerativas gestionado por AFAGA, el tratamiento de musicoterapia, que será ofrecido semanalmente por la especialista Montserrat López-Merino, presidenta de la Asociación Galega de Musicoterapia y responsable del Modelo Casa Baubo, con más de dos décadas de experiencia en nuestra comunidad.

Este tratamiento también comprenderá al alumnado del CEE de Panxón, en este caso ligado al campo educativo-pedagógico. El Concello de Nigrán da de este modo un paso más en la aplicación de terapias innovadoras vinculadas a la salud física y emocional en el marco de ‘Un Nigrán para todos’. A esta primera jornada de evaluación y conocimiento de los usuarios para posteriormente definir el tipo de sesiones asistió el alcalde de Nigrán, Juan González, acompañado de la edil de la Tercera Edad, María Mayán.

«Estamos encantados de poder ofrecer experiencias terapéuticas innovadoras e con beneficios científicos contrastados, como o fixemos coa terapia canina no CEE Juan María ou como os paseos terapéuticos en bicicleta para persoas con diversidade cognitiva, polo que estamos igualmente moi agradecidos aos profesionais que nos ofrecen estas posibilidades«, explica el regidor.

“En el regazo de Baubo. Sueno, Sano, Soy”, es un proyecto especialmente pensado para personas con enfermedades neurodegenerativas y que se aplicará en el centro gestionado por AFAGA en Panxón para que, a través de la musicoterapia, experimenten beneficios fisiológicos, psicológicos, emocionales y cognitivos.

En el caso de ‘Salud en la Educación. Pulso y Matriz.  Sonando desde la raíz’, pensado para el CEE de Panxón (que acoge a alumnado con trastornos graves de conducta) se trata de ayudarles a que exploren su propia identidad y activen capacidades para conocerse mejor a ellos mismos. «En la adolescencia necesitamos descubrirnos y re-interpretarnos continuamente como acontecimientos improvisados en un mundo en interacción con otros seres humanos», explica López-Merino.