Héctor Santos Diez

El Concello de Nigrán abrirá desde mañana las puertas de una nueva biblioteca municipal vanguardista, equipada con altas tecnologías y que multiplica por 10 su superficie. El vecindario del municipio pasa así de contar con un espacio antiguo de 120 m2 en el Ceán (ahora sede de la Escuela de Música) a un edificio bioclimático de 1.260 m2 en Estrada pola Vía que multiplica las posibilidades de los usuarios y se adapta a los nuevos medios.

Esta realidad permite distribuir holgadamente los 50.000 ejemplares e incorporar conceptos que antes ni siquiera podían tener cabida, como zonas de lectura, aula de trabajo conjunto o dos puntos de consulta audiovisual, y ampliar la sala de lectura de 16 a 68 puestos.

«Gañamos unha Escola de Música no Ceán e unha Biblioteca do século XXI dimensionada conforme á realidade do municipio. Este xa é un edificio premiado e de referencia en toda Galicia polo seu deseño vangardista e desde mañá o será pola calidez e facilidades que ofrece aos usuarios. Somos conscientes do retraso sufrido pero consideramos que pagou a pena agardar algo máis do previsto para ter, xa para sempre, unha biblioteca confortable, moderna e da que sentírmonos orgullosos», indica el alcalde, Juan González, sobre este edificio de ‘Gándara#Pons Arquitectos’ ganador del premio ibérico Technal 2022 presidido en el Jurado por Carme Pinós, Premio Nacional de Arquitectura 2021.

Una de las principales ventajas de esta nueva instalación municipal con respeto a la antigua del Ceán es que, además de contar con una sala de estudio que pasa de una capacidad de 12 a 68 usuarios, y con iluminación independiente en cada mesa, es que a partir de ahora los usuarios disfrutarán de una sala de usos múltiples para poder trabajar en equipo. «Esta aula da planta baixa tamén poderá albergar exposicións ou acoller charlas ou actividades como contacontos», incide el regidor.

Otra novedad es una zona de consulta audiovisual equipada con dos pantallas de alta definición y equipo de sonido y cascos donde, próximamente, los usuarios podrán visionar archivos como lo de la antigua Televisión Local de Nigrán. Igualmente, la biblioteca infantil gana exponencialmente en metros y dispone de zona de lectura integrada en la propia planta, igual que la parte de adultos. Las posibilidades de consulta también se multiplican añadiendo para ello, y por vez primera, 4 tablets y 3 ordenadores. Además, se mejora la conexión Wi-fi. Finalmente, el propio edificio cuenta con una cubierta con vistas a todo Nigrán y diseñada como terraza exterior para ser utilizada.

El mobiliario elegido, con 30 años de garantía, estuvo supervisado por sus arquitectos y destaca por ser de líneas puras y diseño atemporal, en tonos neutros y fabricado en materiales de alta calidad que le otorgan resistencia y durabilidad. «Cada moble foi elixido atendendo á singularidade do espazo e función que vai ocupar porque se quixo dar unha imaxe unitaria e homoxenea que respectase á singularidade do edificio», explican desde la empresa gallega adjudicataria Sutega. «Evidentemente as necesidades de mobiliario, equipamento informático etc se multiplicaron porque contamos con novos servizos e máis capacidade, con esa premisa se construíu este edificio«, añade el regidor sobre la dotación del lugar, en el que se invirtieron 169.158 €.

Por otra parte, la Biblioteca Municipal mantiene su horario de 9:00 a 21:00 horas de lunes a viernes (sábados de 9:00 a 15:00 horas) y según avanza el edil de Personal y Urbanismo, Diego García, lo ampliará durante el periodo de exámenes en la universidad.

Edificio bioclimático

El edificio ocupa una parcela municipal de 443 metros cuadrados y de forma trapezoidal en el centro del municipio, a orilla de A Estrada pola Vía, a la altura del número 118, frente la calle del Panasco, en un lugar fácilmente accesible para el vecindario tanto en transporte público como privado.

El hecho de que se trate de una parcela con fuerte desnivel permite que tenga dos entradas, con accesos tanto desde la planta baja como desde el primer piso, lo que favorece una utilización polivalente de las instalaciones. Desde el punto de vista urbanístico, la construcción genera una plaza cubierta que se abre a la plaza existente y que supone una zona previa a la entrada por la planta baja.

Cuenta con cuatro alturas, planta irregular, y superficie total construida de 1.260 m2 clasificado con la letra A en su Certificado de Eficiencia Energética (máxima categoría). Se trata, por tanto, de un edificio bioclimático que dispone de las últimas tecnologías en instalaciones para alcanzar esta sostenibilidad ambiental.

En la planta baja (191 m2) se disponen de una sala de usos múltiples vinculada a la plaza cubierta adyacente, almacén y aseos; en la planta primera (269 m2) hemeroteca, sala de ordenadores, recepción y zona de préstamo infantil y juvenil; en la segunda (272 m2) zona de préstamo para adultos y en la tercera (235m2), zona de estudio que se comunica a la doble altura con la zona de préstamos del nivel inferior. La cubierta está diseñada como una terraza donde poder desarrollar actos.