El Concello de Nigrán destinó 9.500 euros en la compra de un piano de cola Yamaha negro pulido de 151 cm (y la correspondiente funda acolchada a medida) para poder ofrecer el aprendizaje de este instrumento en la actividad municipal de Música, conformada actualmente por 58 alumnos de guitarra y violín.

El objetivo del Concello es poder ofrecer desde este mismo curso esta nueva posibilidad, por lo que abrirá en las próximas semanas un periodo de preinscripción con el objetivo de determinar la necesidad horaria en función de la demanda.

Ademais de abrir o abano a unha actividade de Música con máis opcións, será un dos instrumentos en propiedade do Concello que se incorporará á futura Escola Municipal de Música que desexamos fundar na actual Biblioteca unha vez esta se traslade”, explica el alcalde, Juan González, quien añade que el piano permitirá también ofrecer muchísimos más conciertos de música clásica sin el coste añadido de tener que alquilar el instrumento y pagar el desplazamiento. É un investimento en cultura do que estamos moi orgullosos, é un salto en calidade, poucas familias se poden permitir ter un piano de cola na súa casa e aquí estará a disposición de toda aquela persoa que desexe formarse”, resume.

El objetivo próximo del gobierno local es dar el paso hacia a una Escola Municipal de Música homologada que cuente con su sede en la actual Biblioteca del Ceán (una vez que esta se traslade su nueva ubicación en Nigrán). “Cada vez hai máis persoas interesadas en formarse nun instrumento e desde o Concello consideramos que é unha obriga das administracións facilitar o acceso á música, tal e como xa se fai co deporte ou coas bibliotecas, por iso cremos nese proxecto”, explica González, quien incide en que en una Escola

Municipal se puede impartir enseñanza musical reglada y no profesional como ya se hace en otros municipios con gran éxito, “é algo máis que recibir clases, trátase dunha formación integral básica que axuda a desenvolver as capacidades creativas de cada quen e a súa sensibilidade”.

Así, cumplen una valiosa función social, formativa y cultural y tienen un carácter esencialmente práctico desde edades muy tempranas, pudiéndose adaptar a las posibilidades y recursos de cada municipio. “O certo é que estas escolas configúranse como centros formativos e de difusión cultural de gran calado e excelente acollida entre a poboación, así que temos claro que ese é o noso obxectivo”, concluye.