El gobierno de Nigrán aprobó con la unanimidad de la Corporación en el pleno de este lunes, las bases para establecer ayudas directas de 120.000 € al sector hostelero afectado por el cierre sanitario de 4 de noviembre y al sector del taxi de la localidad perjudicado por las restricciones de movilidad.

La cantidad de la subvención finalmente se incrementó sobre lo acordado inicialmente con el sector para incluir también la bonificación en la hostelería del recibo trimestral del agua y la parte proporcional de la basura (un mes) y, en el sector del taxi, la ayuda será de 70 € para compensar el 75% del impuesto de Rodaje. Igualmente, para los desempleados de la restauración por culpa del cierre y sin derecho a prestación se establecieron 750 €, siendo Nigrán la primera administración en tener en cuenta la situación de estas personas.

«Tramitamos estas bases en tempo record e sen agardar aos informes do interventor para poder acelerar ao máximo o pago aos hostaleiros, asumimos esa responsabilidade legal que vai implícita porque somos consicientes da urxencia«, explicó el alcalde, Juan González, antes de que tomara la palabra el propio interventor para ratificar sus reparos suspensivos. «A situación é complicadísima, a Xunta foi quen decretou o peche e non vou a entrar en críticas, pero desde o goberno local non miramos a un lado e tomamos a iniciativa de aprobar as primeiras axudas ao respecto en toda a comarca nun tempo record e sen esquecer aos desempregados sen prestación«, incidió González.

Las bases se deberán publicar en el Boletín Oficial de la Provincia y, a partir de ahí, se abrirá el plazo de un mes para presentar la documentación, por lo que previsiblemente será a inicios de año cuando se puedan tramitar las solicitudes.

A mayores, el propio regidor confirmó públicamente que mantendrá para el año 2021 la bonificación del 75% de la tasa por terrazas (máximo permitida por ley) y, adicionalmente, mientras duren las restricciones, continuará con el servicio de reparto gratuito para los hostaleros con delivery, medida que tomó con gran éxito el gobierno local tras el cierre decretado el 4 de noviembre.

Ambulatorio de Panxón

El Concello de Nigrán desbloqueó la semana pasada la situación administrativa del antiguo ambulatorio de Panxón que impedía, hasta ahora, la cesión de la Tesorería General de la Seguridad Social a favor del consistorio. Paralelamente, el PP presentó una moción en el pleno para instar al gobierno a tramitar la transferencia del mismo incidiendo su portavoz en que no puede ser un Centro de Día (cómo defiende el gobierno junto con las entidades vecinales) y sí un centro de formación al no ser el último una competencia municipal y manifestando dudas de su posible gestión. «»Estamos xa na recta final para acadar a cesión, a partir de aí traballaremos para facer un Centro de Día”, zanjó González.

Comunidades de aguas

Durante el turno de ruegos y preguntas el portavoz popular criticó duramente las ayudas que el consistorio está prestando actualmente a las comunidades de aguas de Camos y Chandebrito para regularizarlas por considerarlas «entidades privadas sen un fin social«, por lo que subrayó en que «a forma do Concello non é válida«, tachándola de «chiringuito». «As traídas de Camos e Chandebrito dan servizo ancestralmente a moitos fogares aos que aínda non chega o abastecemento público, polo que consideramos que é deber do Concello compensalas garantindo a continuidade e seguridade sanitaria deste servizo que alcanza a máis de 200 familias e que vostede considera privado«, explicó el alcalde, quien ratificó esta colaboración ante el fin de las concesiones que precisan renovarse. De este modo, con el fin de adaptarse a la normativa sanitaria, el Concello invertirá cerca de 55.000 € en diferentes obras en Lapela, Rotea y Piñeiros.