Nigrán aprueba las obras de saneamiento y abastecimiento en de Ceán, Priegue y Camos

Nigrán aprobó esta semana la realización de las obras de saneamiento en el Camiño do Rincho (parroquia de Ceán) y en la calle Salgueiral y el Camiño do Regueiro (Camos), de manera que antes de fin de año estarán terminadas y ya en funcionamiento.

Además, dentro del mismo proyecto realizado, desde la ingeniería municipal se incluye el abastecimiento de agua para el Camiño do Monte, en Navás (Priegue). El Ayuntamiento de Nigrán invierte en ellas 86,000 euros (sin IVA) y cumple así con su parte del convenio firmado en 2013 con Aguas de Galicia y que fue anulado unilateralmente el 27 de julio por parte de la Xunta, organismo que se había comprometido a llevar el saneamiento a parte de Parada y Camos.

Tras su aprobación, se procederá de manera inmediata a la contratación de dichas obras con el fin de agilizar al máximo los plazos, Juan González, alcalde del municipio, confía en que la Xunta de Galicia rectifique en su decisión de anular el convenio de abastecimiento y lo reactive de manera inmediata.

El citado acuerdo se firmó en 2013 por lo que se llevaba a cabo la obra de saneamiento y abastecimiento a las parroquias del municipio de Nigrán contaba con una dotación de 800.000 euros por parte de la Xunta de Galicia y de 200,000 por parte del Ayuntamiento de Nigrán.

En el caso concreto de Parada, tenía un presupuesto de 553.216,85 euros y era considerada cómo prioritaria por el actual gobierno, a cuyo objeto la cuestión fue llevada a su primer pleno el día 30 de julio, donde se aprobó con todos los grupos a favor. La cuestión figuraba en la orden del día pese a que el 27 de julio el organismo Aguas de Galicia comunicó por escrito al Ayuntamiento su revocación del mismo por incumplimiento, hecho rechazado contundentemente por el gobierno y todos los demás partidos. En el mismo pleno, la corporación por unanimidad acordó aprobar el punto tal y como estaba previsto, y como pedía Aguas de Galicia para seguir adelante, y al mismo tiempo, y también por unanimidad, se decidió añadir una enmienda que faculta al alcalde a interponer un recurso contencioso-administrativo si la Xunta no rectifica en su decisión.