El gobierno de Nigrán presentará en el pleno ordinario de abril el nuevo pliego de prescripciones técnicas que regirán la contratación del ‘Servicio de Ayuda en el Hogar’ (actualmente prorrogado) aumentando la licitación de 165.000 €/anuales a 580.000 € y primando la calidad sobre la oferta económica. La duración será de dos años con posibilidad de aumentarlo a otros dos (de 2021 a 2025) sumando un total de 2.319.000 €, cifra histórica en este servicio de carácter social.

Este incremento responde, principalmente, a la voluntad del gobierno local de duplicar el número de beneficiarios, siendo actualmente unas 60 personas. El importe de la licitación supone un más de un 10% de los recursos comunes del presupuesto, por lo que el alcalde, como hizo con la tramitación de la Biblioteca Municipal con toda la corporación a favor, llevará al próximo Pleno de 26 de abril una petición de delegación de competencias para poder llevar adelante la contratación.

«Este servizo clave da nosa política municipal ‘Un Nigrán para todos’ é básico para mellorar a calidade de vida das persoas dependentes porque atende prácticamente a todos os aspectos da súa vida cotiá para que poidan seguir nos seus domicilios sen caer na exclusión social, ademais, é compatible con outros servizos como Xantar na Casa», destaca el alcalde, Juan González.

Desde la Concellaría destacan la principal novedad, que es que puntúa la garantía de la calidad del servicio (51 puntos) por encima de la mejor oferta económica (49 puntos) e incluye también como baremo la mejora de las condiciones laborales de los empleados con el objetivo de garantizar más jornadas laborales completas. Además, el contrato por vez primera da cobertura a todos los días de la semana incluidos sábados por la tarde, domingos y festivos (la intensidad horaria depende de cada programa individualizado, pero nunca será inferior a una hora diaria).

Entre los criterios vinculados con la calidad figura el apartado de ‘mejoras de ayudas técnicas’ comprendiendo tres lotes puntuables en los que se especifican aportaciones de la empresa, como sillas de ruedas, grúas de movilización personal con arnés universal, camas articuladas, asientos giratorios de bañera, muletas, almohadas anticostras, andadores… Se valoran también las mejoras relativas a las atenciones complementarias, como, por ejemplo, el servicio profesional de fisioterapia a domicilio o de podología, el acompañamiento, o una bolsa de horas a mayores de un máximo de 350 horas/año. Igualmente, el contrato está adaptado a la nueva realidad sanitaria y especifica que debe correr a costa de la empresa suministrar de máscaras o gel hidroalcohólico a los empleados (al margen del atuendo o transporte, que también corre a cargo de la empresa). Finalmente, el contrato incluso regula la cobertura de los servicios mínimos en caso de huelga legal del servicio.

El Servicio de Ayuda en el Hogar está dirigido a mejorar la calidad de vida de las personas usuarias (dependientes o persona mayores con déficits de autonomía) favoreciendo la autonomía en su domicilio, manteniendo sus redes de relación familiar y social, retardando o evitando la institucionalización o exclusión social. Para ello, el usuario recibe ayuda en las actividades de su vida diaria (higiene personal, apoyo en cambios posturales, supervisión del régimen alimenticio o de medicación…), de acompañamiento para consultas o tratamientos o gestiones y de necesidades domésticas de la vivienda (limpieza, compra o preparación de alimentos, lavado de prendas…), de atención psicosocial y educativo.