Nigrán, Baiona y A Guarda se suman al protocolo para la detección de la violencia machista
CEDIDA // Presentación del protocolo contra la violencia de género.

Los municipios de Nigrán, Baiona y A Guarda se suman al “protocolo para la detección y tratamiento en la empresa de situaciones de violencia de género producidas dentro y fuera de los lugares de trabajo” impulsado desde la Diputación de Pontevedra.

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, asistió esta mañana a la presentación del protocolo para la detección y tratamiento en la empresa de situaciones de violencia de género producidas dentro y fuera de los lugares de trabajo en el Círculo de Empresarios de Galicia.

El acto estuvo presidido por la presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género, Ángeles Carmona Vergara, y asistieron, entre otros, Fernando Cabezas Lefler y María Ángeles García “a quien la presidenta agradeció especialmente”, coautor y coautora del protocolo.

En la actualidad son más de 150 empresas de toda Galicia “que incluyen el proyecto como iniciativa de su Responsabilidad Social Corporativa o como medida negociada con la representación sindical” y 17 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra los que asumieron este protocolo, pero la presidenta de la Diputación hizo un llamamiento a los 45 ayuntamientos restantes a que se sumen la este proyecto. “Vamos a trabajar por que sean los 62 ayuntamientos de Pontevedra quien se comprometan activamente a ser agentes que luchan contra la violencia de género”, señaló.

Los 17 ayuntamientos firmantes son los de A Guarda, A Illa de Arousa, Baiona, Barro, Cambados, Cuntis, Lalín, Moaña, Mos, Nigrán, Poio, Ponte Caldelas, Portas, Sanxenxo, Vilaboa, O Grove y Vigo, y la presidenta de la Diputación quiso recordar además que fue la propia institución provincial a primera en firmar el protocolo, “no podía ser de otra forma”, cuando se presentó en ella la semana pasada.

Silva remarcó la necesidad de que existan “instrumentos reales que permitan ponerle freno” a la violencia machista, razón por la que aseguró que este tipo de protocolos son “fundamentales” porque así las empresas y ayuntamientos, apostando por la tolerancia cero, dispondrán de “agentes que se van a poder poner del lado de las mujeres que sufren maltrato y violencia de género, les van a poder prestar todo tipo de servicios para apoyarlas desde un punto de vista jurídico, policial o social, y darles también todo tipo de medios para que puedan escapar de este terrible drama en el que viven las mujeres por el sólo hecho de ser mujeres”. La presidenta provincial recordó que en 2016 ya fueron 19 las mujeres asesinadas por sus parejas, a la falta de otros cinco casos que siguen siendo analizados, y que cada año aumentan las denuncias de maltratos: 2.245 en 2015 sólo en la provincia de Pontevedra.

El protocolo para la detección y tratamiento en la empresa de situaciones de violencia de género producidas dentro y fuera de los lugares de trabajo trata de sensibilizar, informar y formar a todas las trabajadoras y trabajadores de los ayuntamientos y empresas firmantes sobre los derechos de las personas que sufren violencia de género. Además, el protocolo fija el sistema a seguir una vez que se detecta un caso en la empresa o ayuntamiento, el modo de actuar con la persona afectada y el tiempo máximo “48 horas” que tiene la persona encargada en el organigrama en estos casos para informar a la víctima de todos sus derechos en materia laboral y asesoraría en otros aspectos legales.

Nigrán

“Desde el Concello de Nigrán tenemos el deber de articular todas las medidas posibles contra lo maltrato, somos la administración más cercana y nos corresponde ofrecer todo tipo de medios y servicios para acabar con esta lacra”, declaró el alcalde de Nigrán, Juan González, quien insiste en la “tolerancia cero al respeto”.