El Concello de Nigrán ha investido 17.908 € en la adquisición de 8 rampas flexibles para que los arenales de Praia América-Lourido y Patos resulten fácilmente accesibles. Frente a la tradicional pasarela de tablas, este es un sistema diferente porque resulta más similar a una alfombra por su flexibilidad, permitiendo crear senderos temporales de acceso para peatones y personas con movilidad reducida (sillas de ruedas, muletas, carritos de bebes, bicicletas, etc) en superficies difíciles.

Esta semana quedarán dispuestas 2 en Panxón, 4 en Playa América-Lourido y 2 en Patos. Las mismas fueron adquiridas a la empresa gaditana Novaf Andalucía. Están 100% fabricadas de poliéster reciclado y resultan ligeras y resistentes pese a su estructura flexible y permeable y no tienen clavos o astillas, para mayor seguridad de los usuarios.

«Durante a celebración este ano do campionato mundial e nacional de surf adaptado en Patos os propios deportistas e clubes nos recomendaron este sistema como verdadeiro garante da accesibilidade, xa que as táboas ao final se levantan ou rompen fácilmente, polo que non son recomendadas actualmente», explica el alcalde, Juan González, quien destaca también la facilitad de su almacenaje (enrollada) y colocación. Entre los beneficios de estas pasarelas están también que son antideslizantes y con baja conductividad térmica, por lo que resulta agradable y seguro caminar sobre ellas en cualquier situación meteorológica.