El Concello de Nigrán, a través de la empresa municipal de la limpieza, CESPA, inició esta semana las labores de desinfección en el entorno de los colegios, coincidiendo con el inicio del curso escolar, y en otras zonas más sensibles como las marquesinas donde los niños esperan el autobús y son muy concurridas. Estos baldeos se vienen desarrollando desde el inicio de la alarma sanitaria por el COVID 19 pero se refuerzan en este momento de tanta incertidumbre para o las familias y comunidad educativa.

Durante los meses de verano, se han priorizado las actuaciones en las zonas de mayor afluencia de personas y desde esta semana en el entorno de los centros educativos. Estas labores de desinfección por la pandemia se enmarcan en el plan especial que el Concello de Nigrán y CESPA pone en marcha de manera excepcional de cara al inicio del curso escolar.

Así, el plan contempla, entre otras actuaciones, la realización de servicios de barrido, así como la desinfección mediante la aplicación de baldeos mecanizados con agua e hipoclorito sódico.

Dentro del plan especial de limpieza que la empresa municipal acomete todos los años de cara en el entono de los centros educativos previo al inicio del curso escolar, en esta ocasión, y dadas las circunstancias, se presta especial atención a estas medidas de desinfección a través del dispositivo especial de baldeo. Es una actuación que, además, se enmarca en las medidas que el Ayuntamiento está poniendo en marcha dentro de sus competencias para la preparación de los colegios de Nigrán”, afirma el alcalde, Juan González.