Izado de la bandera azul del verano 2017 en Playa América

La “falta de rigor y arbitrariedad en ADEAC” ha motivado que el Concello de Nigrán declinase seguir colaborando con la empresa privada responsable de conceder los distintivos ‘Bandeira Azul’. “Esta decisión no afectará a la calidad de los servicios que se vienen ofreciendo en los arenales ni la máxima protección medioambiental”, señala el regidor.

Consecuentemente, el gobierno local, como ya hicieron en su día ayuntamientos como O Grove, Pontecaldelas, Barreiros o Llanes en Asturias (la playa con más banderas del Principado) declinó este año solicitar las enseñas «porque suponen más contraprestaciones que beneficios para las playas«.

«Ninguna organización ecologista apoya el certificado, pese a ser supuestamente el culme del respeto medioambiental, simplemente es un producto comercial con el que no deseamos trabajar porque genera una presión totalmente injustificada y carente de rigor en aspectos con los que no coincidimos, como por ejemplo su presión cada año para que anulemos la fiesta patronal del Carme en Playa América bajo amenaza de perder la enseña«, señala el regidor, quien incide en que «esto no repercutirá en absoluto en la calidad de los servicios que venimos ofreciendo y por los que seguimos apostando firmemente: playas accesibles, cardioprotegidas y medioambientalmente sostenibles».

De hecho, desde el Ayuntamiento insisten en que, al margen de ADEAC y por iniciativa del gobierno local, el año pasado se instalaron por vez primera desfibriladores portátiles en los tres puestos de socorrismo de Playa América, Patos y Panxón. Asimismo, el año pasado el Concello adquirió material adaptado para facilitar el baño a las personas con problemas de movilidad. Y en el año anterior, 2017, el Concello invirtió 45.000 euros en la construcción de aseos adaptados en Playa América, Patos, Area Fofa y A Madorra, así como en la instalación de rampas de acceso para sillas de ruedas en Playa América.