FOTO ALAR // Feria de A Ramallosa en el año 1930

El Concello de Nigrán organiza este viernes, a las 18.30 horas, una jornada festiva desde horas en la nueva plaza pública de A Ramallosa bautizada como “Parque da Feria”, donde actuará la agrupación Breogán Valle Miñor y el grupo de animación Fantasía. Además, como complemento, los comercios del entorno abrirán ininterrumpidamente hasta las 22.00 horas con ofertas especiales y los locales de restauración ofrecerán bebida y tapa por solo 2 euros.

Este nuevo espacio de 500 metros cuadrados, realizado por operarios municipales con un presupuesto de 72.000 euros a cargo del remanente de tesorería, está situado entre las calles Damas Apostólicas y Romana Alta, en un lugar anteriormente sin uso y carente de cualquiera atractivo.

Así, tres olivos centenarios presiden en un extremo la zona verde, en el centro una pérgola de acero inoxidable protege la zona de bancos y, en el otro extremo, un parque infantil con torre, columpios o red trepadora servirá de recreo para los niños.

Supone un nuevo atractivo que se sitúa en la ruta del Camino Portugués de la Costa y en el corazón del comercio de A Ramallosa con el fin de apoyar ambos aspectos y darle valor al entorno“, señala el alcalde, Juan González, quien destaca “el apoyo, consenso y colaboración” de todos los comerciantes de la zona para llevarlo adelante.

Panel con la historia:

Un panel informativo glosa además toda la historia de la Feria da Ramallosa, evento histórico de la comarca con la que fue bautizada la plaza por situarse en esta zona. Toda la información contenida fue glosada por el alcalde de Nigrán, Juan González, y Ángel Rodríguez, ambos historiadores.

El antiguo mercado de ganado vivió su momento de máximo esplendor en los años 30, momento en que se unifican aquí las antiguas ferias. La sesión extraordinaria del Pleno del Concello de Nigrán celebrada el 8 de febrero de 1931 trató la conveniencia de trasladar al barrio de A Ramallosa, de la parroquia de San Pedro, las ferias que desde tiempo inmemorial se vienen celebrando los días 2, 7 y 25 de cada mes en los barrios de Souto, Carrasca y Ceán.

El contrato de arrendamiento con Don Ramón Besada, Don Manuel Besada, Doña Filomena Diéguez, Don Bernardo Carrera y Don Camilo Carrera, propietarios de los terrenos donde se celebraría la nueva gran feria de A Ramallosa, se cerraría el 20 de febrero de 1931 mediante una renta anual de 42 pesetas por ferrado de semilla.

El 9 de febrero de 1946, 15 años después de este pleno de creación de la feria, los propietarios de los terrenos presentan una reclamación ante la corporación municipal en la que solicitan la extinción del contrato de arrendamiento, finalizando con el deber del Ayuntamiento de desalojar y finalizando así este popular evento.

En la Feria de A Ramallosa se podían encontrar tratantes o tranquillóns, aquellos que traficaban con ganado vacuno; porqueiros, que vendían cerdos para la recría; pastores, que vendían cabras; ovelleiros que vendían ovejas, y poleiro o galiñeiro, que se dedicaba a la compraventa de aves de corral. La mayoría criaban ellos mismos los animales que luego vendían, especialmente los cerdos. Se establecían precios de 500 reales por un toro o la junta de bueys a mil duros.