El Concello de Nigrán finalizó esta semana el reparto de juguetes donados durante todo el año a través del Banco Municipal de Juguetes con el fin de que, precisamente, ningún niño quede sin regalos de Navidad.

Los miles de juguetes donados por el vecindario directamente al Concello servirán para agasajar los Reyes Magos y Papá Noel de cerca de 100 menores del municipio de 0 a 12 años de 65 familias en situación de vulnerabilidad. A mayores, quedó una remesa suficiente para que las familias puedan recurrir a él durante el resto del año.

«O Nadal é a época na que máis se reparten, pero realmente o Banco Municipal está aberto durante todo o ano para recibir doazóns e tamén para repartir entre as familias vulnerables que o precisen», explica el alcalde, Juan González, quien subraya la implicación de su equipo de gobierno, voluntariado y personal del pabellón de deportes de Panxón que, durante meses, estuvo seleccionando solo los que estuvieran en perfecto estado, higienizándolos y empaquetándoos.