ALFREDO // Un operario del servicio de limpieza de Nigrán

El gobierno de Nigrán aprobó en el pleno ordinario de ayer (con el voto en contra del PP) la revisión de precios desde el año 2016 a 2018 contemplada en el contrato con CESPA y que suma 3.037 € a favor de las arcas municipales.

Así, según los informes técnicos y aplicando la fórmula de revisión establecida, la concesionaria de recogida de basura debe abonar al Concello 11.594 € por el año 2016 y 3.155 € por el año 2017, mientras que el Concello debe pagar a Cespa 11.712 € por el año 2018, dando todo esto un resultado de 3.037 € a favor del consistorio.

De este modo, el Concello ponen fin a la revisión de precios y retrasos heredada desde 2012, ya que en febrero de 2018 se abonó por este mismo concepto a la concesionaria 136.481 € fruto de la revisión desde 2013 a 2015. De hecho, completar este deber contractual era un compromiso adquirido en el pleno de enero de 2018 por toda la corporación delante de los trabajadores.

«El contrato con Cespa, vigente desde 2004, finaliza en el 2020, por lo que resulta fundamental que las cuentas estén al día de cara a esa fecha. Hay que decir que nuestra relación con la concesionaria en los últimos años ha mejorado mucho y consideramos óptimo el servicio que vienen prestando», señala el alcalde, Juan González.