El alcalde de Nigrán, Juan A. González, envió a principios de mes un escrito al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y a la Consellería de Educación, urgiendo a que empleen desde el próximo curso la nueva cocina escolar municipal construida por el Concello en el CEIP Humberto Juanes con una inversión de 373.878 €.

Tanto la comunidad educativa como el gobierno de Nigrán ratifican la necesidad urgente de que el catering emplee estas instalaciones para mejorar el servicio y para que puedan beneficiarse todos los colegios públicos de del municipio que no disfrutan de cocina propia (en el CEE de Panxón se cocina también para el CPI Arquitecto Palacios y para la E.I. ‘As Dunas’, constatándose que la calidad es muy superior a los de los demás colegios que se nutren mediante el sistema de catering tradicional). «A nova instalación, de 490 metros cadrados, está dimensionada para dar resposta a tódolos centros educativos de Nigrán que o desexen, cunha capacidade para abastecer ata 1.000 crianzas (os colexios da localidade teñen actualmente asignados á metade de comensais)«, informa.

Por este motivo, mediante el escrito, el Concello de Nigrán transmite a la Consellería de Educación la importancia de que «dea os pasos oportunos para que o catering empregue a cociña desde o vindeiro curso, tal e como demandan tamén as diferentes comunidades educativas do municipio».

«A situación actual é insostible, as queixas do alumnado pola calidade do servizo aumentaron exponencialmente o curso pasado, polo que pedimos á Xunta que mova ficha e obrigue á empresa adxudicataria a cociñar aquí. A saúde dos nenos está por riba de calquera interese empresarial», indica el alcalde, Juan González, quien incide en que no está pidiendo ninguna idea nueva «e non é xusto discriminar ao alumnado da ensinanza pública”.

Segundo las propias ANPAS, posiblemente debido a la subida del IPC, el servicio empeoró considerablemente el curso pasado, por lo que enviaron diferentes escritos quejándose. «O propósito é a mellora do servizo cun cambio substancial en todos os aspectos: calidade, cantidade e adecuación nutricional, e por iso construímos esta cociña do CEIP Humberto Juanes, que pode humanizar un servizo que a día de hoxe está deshumanizado e que pode incluir platos que ata agora non se pode polo transporte (100 km) e polo horario no que se ten que cociñar para que chegue a tempo ao centro», defiende González.

Tanto desde las comunidades educativas como desde el Concello consideran que prescindir del sistema de catering actual permitiría tener una alimentación más saludable porque se contrarrestaría el uso de alimentos ultraprocesados y privilegiaría el uso de productos frescos y materias primas del comercio local, podrían elaborarse menús más variados, acercaría a los niños a la cultura del esfuerzo y trabajo al no separar físicamente el proceso de elaboración del resultado final y crearía un ambiente más familiar en el centro.

Además, considerara que permitiría menús más equilibrados y ajustados al perfil del alumnado, resultando platos más atractivos para los niños. Esta nueva cocina ocupa 490 metros cuadrados de una antigua zona de almacén y de aulas y cuenta con un equipamiento acorde a las demandas actuales.