ALFREDO // José Coello, gerente del Camping Santa Tecla de A Guarda

Así de contundente se ha mostrado José Coello, gerente del Camping Santa Tecla de A Guarda, cansado de las continuas inundaciones provocadas por las “arquetas de la red pública que revientan cada dos por tres y nos entra un torrente de fecales y pluviales que nos inunda todo y estropea la maquinaria”.

Este martes las instalaciones próximas a la desembocadura del Miño han quedado completamente anegadas con 16 clientes de distintas nacionalidades en su interior, “que ni siquiera pueden ir al baño sin unas botas de agua. Hemos tenido que dejar de recibir a tres autocaravanas esta tarde porque es imposible trabajar con todo inundado”, asevera el empresario.

Asegura que el problema no es del camping, sino que “es un problema generado por la red pública. La tubería no tiene capacidad para absorber toda el agua fecal y pluvial y acaba en el camping y en el río Miño, siendo esto un delito ecológico”, indica.

Es tal la impotencia de este empresario que ha tomado la peor de las decisiones posibles, cerrar el 28 de febrero del próximo año el camping San Tecla, que da trabajo a cinco personas todo el año y a 13 en verano, sin contar con la cafetería y restaurante, “porque ya no puedo más”. “El primer perjudicado va a ser el pueblo de A Guarda. Aquí en verano pernoctan más de mil personas diarias. Desde que cogí las instalaciones en el año 2016 invertí más de 600.00 euros, pero ya es la tercera vez que pasa esto y nadie se hace responsable”, apunta Coello. Asegura que mañana mismo se pondrá en contacto con su abogado para notificar a la comunidad de montes de Salcidos su decisión.

Las inundaciones han provocado unas pérdidas el año pasado «de más de 7.000 euros y hoy superarán los 15.000 como mínimo, ya que han afectado a todas las lavadoras y secadoras. Es una valoración muy por encima porque aún no hemos podido entrar en todas las instalaciones. Hay ocho cabañas de madera totalmente inundadas y cuatro carrozas”, asegura impotente el gerente de uno de los mayores campings de Galicia.

No puedo culpar a nadie en concreto porque no sé a quién pertenece la red de saneamiento que, por tercera vez en estos años, ha reventado las arquetas, pero nadie me ayuda ni se hace cargo”, denuncia José Coello.

ALFREDO
ALFREDO