El personal de la piscifactoría de Insuiña en As Mariñas, Mougás (Oia) se movilizó de nuevo el pasado jueves 24 de noviembre para volver reclamar la negociación de un convenio colectivo.

Esta es la segunda vez este mes que el personal de esta empresa sale a la calle a reclamar sus derechos. “Luchamos por un convenio que firmaron que sería negociado a finales del 2020. Luchamos para que nos igualen al resto del grupo Nueva Pescanova, que mejore nuestras condiciones laborales y que nos devuelva la antigüedad que nos congelaron hace 15 años«, apunta el portavoz personal.

Al mismo tiempo, quieren “poder ir con nuestros hijos y nuestros mayores al médico (ahora sólo tenemos 8 horas al año). Queremos que nos permitan promocionar de categoría, en este momento tenemos gente con antigüedad de 15 años en la empresa que no lleva ni 1.000 euros para casa a final de mes».

Aseguran que la empresa genera muchos beneficios que no se refleja en la nómina de sus trabajadores. “Están invirtiendo en investigación de nuevas especies, en mejorar el proceso productivo, lo cual es bueno, pero no mejoran las condiciones de sus trabajadores. Nueva Pescanova está invirtiendo en la acuicultura como futuro, pero los trabajadores no mejoran sus condiciones. Ellos tienen beneficios y nosotros generamos pérdidas. Queremos un convenio de empresa ya. Queremos condiciones laborales dignas«, remata el portavoz.