El alcalde de O Porriño, Alejandro Lorenzo, y la concejala de Educación, Carolina González, visitaron el CEIP Xosé Fernández López acompañados por el director del centro, Benito Rodríguez, quien transmitió a los representantes municipales las principales necesidades del colegio.

A comunidade educativa insiste dende hai anos na necesidade de executar unha mellora integral das instalacións e é unha intervención prioritaria xa que falamos dun edificio que se construíu hai máis de 45 anos e precisa ser acondicionado”, explicó el regidor y matizó que “urxe dar solución aos problemas cos que se atopan os nenos e nenas que cada día acuden a este centro e así o transmitiremos á consellería de Educación”.

Cabe destacar que en el CEIP porriñés se acometieron varias mejoras respondiendo a las demandas del centro, tanto desde el Concello como desde la Administración autonómica, la última de ellas la reparación de la cubierta del patio. También se instaló un ascensor, necesario para suprimir las barreras arquitectónicas y garantizar la accesibilidad de los niños, y se cambiaron las luminarias y las antiguas ventanas de aluminio para aislar el centro.

“Realizáronse xa varias actuacións pero queda moito por facer. Precisa dunha intervención integral que permita que os nenos e nenas do casco urbano do Porriño acudan a clase en condicións”, concluyó el regidor.

Una de las cuestiones que se abordaron durante la visita, fue la que es una de las grandes demandas de la comunidad educativa del centro, la construcción de un comedor escolar. En este sentido, los representantes municipales y el director valoraron varias opciones que permitan salvar los problemas de espacio que imposibilitan la puesta en marcha de este servicio.

El regidor reiteró su compromiso a la dirección de trasmitir a la Consellería de Educación la urgencia de estas mejoras, en un centro que cuenta con 400 alumnos y un claustro de 35 profesores.