O Rosal vuelve a ser referente en eficiencia energética y sostenibilidad. El Concello puso ya en funcionamiento dos puntos de recarga para vehículos eléctricos de uso público, un proyecto pionero en toda la comarca que permitirá a residentes, turistas y vecindario de los municipios del entorno cargar sus coches de una manera sencilla y cómoda.

Esta instalación, situada en la calle del Couso, busca “facilitar e fomentar a mobilidade eléctrica para reducir as emisións de carbono a atmosfera, contribuíndo a crear un rural consciente e investindo en infraestruturas verdes que seguen a liña de proxectos estatais e europeos”.

Como explica la alcaldesa, Ánxela Fernández Callís, con estos dos puntos de recarga de uso público O Rosal se convierte en un referente en sostenibilidad en la comarca “grazas a aposta do Goberno municipal por dar respostas innovadoras a áreas que ata o de agora non se tiñan explorado”. Estas dos estaciones de recarga son de acceso y uso público y permitirán dar servicio a particulares y profesionales en la vía pública, “servindo de exemplo para todos aqueles condutores e condutoras que queiran sumarse ao uso de vehículos eléctricos”.

La puesta en marcha de estos dos puntos de recarga se suman a todas las medidas puestas en marcha por el Concello para disminuir la emisión de gases contaminantes, incluidos los procedentes del tráfico rodado y hacia el que ya se encaminó con iniciativas como el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (OMUS) o la transformación y reorganización del tráfico de entornos como la Praza do Calvario.