El Concello do Rosal continúa con su compromiso con las traídas de aguas vecinales. La alcaldesa, Ánxela Fernández Callís, mantuvo un encuentro de trabajo con las distintas comunidades de aguas para ahondar sobre las acciones que se llevaron a cabo al amparo del nuevo Plan Director del agua, que incluyó el mapeado digitalizado de la red de abastecimiento de agua municipal y vecinal.

“Para a administración local é fundamental crear un inventario co que ter rexistradas e xeolocalizadas as súas infraestruturas, xa que permite ter información detallada que non só facilita calquera nova obra que se leve a cabo, senón que tamén pode consultarse de forma rápida en caso de calquera incidencia”, explicó Fernández Callís.

El Concello invirtió cerca de 18.000 euros en este mapeo digitalizado que además de preparar la cartografía base y volcado de la red municipal y vecinal, incluye las infraestructuras de captación, potabilización, estaciones de bombeo, conducciones generales, depósitos reguladores, diámetro de las tuberías y caños y otros elementos que son susceptibles de llevar el agua hasta los depósitos de cabecera o puntos de conexión.

Este inventario digitalizado de la red de aguas permitió también definir las zonas de las traídas vecinales para su posterior trazado por parte de las comunidades de aguas, así como la generación de los planos específicos.

La regidora quiso agradecer a las comunidades de aguas vecinales su implicación, ya que “xogan un papel moi importante na corresponsabilidade e xestión dun ben básico como é a auga, polo que o Goberno municipal seguirá colaborando en todo o que precisen«. El Concello financia los análisis de potabilidad obligatorias en fuentes y pozos, ofrece soporte para llevar a cabo las reparaciones urgentes del día a día y acaba de incorporar a los presupuestos de 2024 una línea de subvención para acción planificada de 30.000 euros, incrementando en un 50% la partida dedicada en los últimos dos años.