El Concello de O Rosal continúa con las obras de mejora de carreteras e instalaciones en distintos puntos del municipio. Así, durante las últimas semanas, se llevaron a cabo varios trabajos de renovación del firme e incorporación de nuevo equipamiento con una inversión total de 70.000 euros que fueron subvencionados al amparo del Plan Concellos 2018 de la Diputación de Pontevedra. “Seguiremos traballando para conseguir que o municipio se atope nas mellores condicións posibles para o uso e desfrute dos rosaleiros e rosaleiras, porque investir en infraestruturas tamén e investir na calidade de vida da veciñanza”, destaca el concejal de Vías y Obras, Germán Fernández.

La obra de mayor importe fue la de asfaltado para la mejora parcial de las carreteras de Miranxe y Parada, en la que se invirtieron más de 40.000 euros. También se procedió a la mejora de la carretera Camiño do Fondal, en Marzán, que tuvo un coste de casi 24.000 euros. Junto a estas obras se llevaron a cabo los trabajos de renovación del firme con asfaltado en frío en ocho carreteras y de acondicionamiento con zahorra en otras ocho en los diferentes barrios.

Por otra parte, al amparo de la misma subvención, también se procedió a la colocación de nuevas barandillas en el parque de Pancenteo, fabricadas a medida para la zona. En total son 56 metros lineales de barandilla lacada de colores galvanizada compuesta de tubos redondos y con sus correspondientes chapas de anclaje. Esta mejora tuvo un coste total de 6.000 euros.