El Concello de O Rosal viene de finalizar las obras de restauración de la Fuente de Marzán, un lavadero histórico situado en la zona conocida como el Campo da Fonte y que está datada del año 1891.

Operarios municipales llevaron a cabo en los últimos días los trabajos para la limpieza del ámbito de la fuente. Se revisó la canalización que trae el agua, una alcantarilla de piedra que estaba en buenas condiciones, y se mejoraron a su vez los drenajes de la fuente.

Históricamente zona de arroyo, se aprovecharon los trabajos de restauración para arreglar las canalizaciones por las que se desvía el agua desde la fuente y el lavadero para que los vecinos de la zona puedan continuar con las labores de regadío, sobre todo en verano.

Como complemento a los trabajos en el interior de la fuente también se mejoró la accesibilidad creando unas escaleras y una rampa, se hicieron muros de mampostería rústica de contención de la carretera y se construyó una barandilla con una fila de piedras rodeando la fuente. Además, se preparó un espacio de ocio y descanso con dos bancos para el uso y disfrute del vecindario que se finalizará con la colocación de elementos arbóreos.

Se trata de una de las primeras acciones de recuperación que llevará a cabo el gobierno municipal para poner en valor aquellas construcciones singulares con los que cuenta O Rosal, como fuentes y lavaderos, tan importantes para la sociedad rosaleira durante muchos años. “Pouco a pouco iremos recuperando este tipo de elementos patrimoniais, dos que temos moitos por todo o municipio”, señala la alcaldesa, Ánxela Fernández Callís.