En el día mundial de la bicicleta la conselleira de Infraestructuras e Vivenda, Ethel Vázquez, se reunió con los regidores de Oia, O Rosal, A Guarda y Baiona para intentar llegar a una solución consensuada ante la problemática senda destinada a bicicletas. 

La Xunta celebró hace un mes una reunión con las agrupaciones de ciclistas, para tratar este asunto, escuchar sus opiniones e invitarlos a que trasladen sus propuestas. Hoy le tocó el turno a los regidores. Ethel Vázquez escuchó hoy a los ediles y se espera que en los próximos 15 días se tome por fin alguna decisión, en la que todos deben lograr un consenso entre la Xunta, los regidores, la DGT y por supuesto los propios cilcistas. No hace mucho que se efectuaron análisis previos para la retirada de los peligrosos bloques de hormigón. Lo que se pretende con ello es buscar una solución lo antes posible y proteger a todos (peatones, ciclistas, conductores…).

La titular de Infraestructuras destacó la importancia de determinar una solución que garantice una mayor seguridad viaria y satisfaga a todos los usuarios que emplean habitualmente la carretera PO-552.

Todos ellos parecen estar de acuerdo en que se debe tomar una decisión que solvente la problemática y polémica que genera este carril bici desde su inauguración. Tras la reunión que ha tenido lugar esta tarde en el Concello de Oia, el Gobierno gallego pretende así, rectificar el carril bici entre Baiona y A Guarda tras el atropello mortal a un pelotón con un fallecido y al menos siete heridos, aunque afirman que ha sido un caso excepcional que no ha tenido que ver con el carril bici.

Un ciclista fallecido y al menos otros treinta resultaron heridos, algunos de gravedad, en el carril bici o en la calzada por no poder utilizarlo, un balance que tras la inauguración del polémico carril bici parece ser suficiente para que se tomen medidas.

Cinco años de incidentes y de protestas por parte del mundo del ciclismo. Colisiones frontales entre bicicletas, caídas a causa de los peligrosos bloques de hormigón que separan la senda ciclista de la calzada, zonas intransitables para bicicletas de carretera. Esos son tan solo algunos de los problemas que presenta este carril bici a los ciclistas. La mayoría de los ciclistas se sienten inseguros y por ello aseguran, “no usamos el carril bici por precaución, pero también le tenemos miedo a los coches”, declaró esta mañana un grupo ciclista en Oia.

 

Soluciones

Un ciclista se encuentra un vehículo en el carril bici Baiona-A Guarda, en Oia
FOTO CEDIDA // La imagen muestra los bloques de hormigón y uno de los vehículos con los que se encontró esta mañana Adrián Santomé, en As Mariñas (Oia).

Una de las posibles soluciones para garantizar la seguridad de ciclistas y conductores sería comenzar por retirar los bloques de hormigón y los separadores de plástico “resbaladizos cuando se mojan y que además provocan caídas”, sin olvidarse de limpiar los tramos periódicamente, porque aseguran que “el mantenimiento del carril bici hasta ahora fue nefasto. Somos de los pocos que lo usamos y está muy sucio, con piedras, arena, hierbas e incluso ramas. Además con los bloques de hormigón y de doble sentido. No me extraña que muchos escojan la carretera para circular”, añadió un ciclista en Oia.

La retirada de los bloques de hormigón garantizaría la seguridad de todos. Los ciclistas tendrían una escapatoria ante el peligro, ya sea por vehículos que no tienen otra alternativa para acceder a sus domicilios o por cualquier otro obstáculo que se puedan encontrar en su trayectoria. Por otro lado, se podrían evitar accidentes de tráfico porque los conductores también tendrían una pequeña escapatoria, y además en caso de avería, podrían inmovilizar el vehículo sin quedarse en medio de la calzada.

El joven rosaleiro Adrián Santomé, se encontró esta mañana con varios vehículos cuando circulaba por el carril bici. Adrián es un ciclista que compite en la categoría Junior y que forma parte de la formación del C.C. O Rosal. Entrena diariamente y asegura que “es imposible circular por el carril bici, pero lo intento”.

 

Carril bici NO obligatorio

El pasado 22 de octubre de 2014 el Jefe Territorial en Pontevedra de la Xunta de Galicia, José Luis Díez, declaró ante las cámaras de Telemariñas en Viladesuso que “es un carril bici pero no es obligatorio, recomendado sobre todo para jóvenes y padres con niños”.