centro de salud de Oia
FOTO RUBENS // El nuevo centro de salud de Oia

Después de más de un año de obras y una inversión de 1.002.207 euros, esta mañana se estrenó el nuevo centro de salud de Oia. En su primer día de funcionamiento los profesionales atendieron en las nuevas instalaciones a un total de 90 pacientes.

En sus 680 metros cuadrados, el nuevo sanatorio cuenta con un área médico con dos consultas de medicina general, dos consultas de enfermería y un área de atención materno infantil con una sala de la mujer y consulta de pediatría. Además, dispone de una consulta polivalente, y área de administración con archivo, almacenes, vestuarios y otros servicios comunes.

Las nuevas dependencias están dotadas de todos los medios técnicos y diagnóstico necesarios, que permitirán incrementar la capacidad resolutiva de este nivel asistencial. En este sentido hay que subrayar que cuenta con una equipación de tecnología sanitaria completamente renovado: electrocardiógrado, espirómetro, monitor de la presión arterial (MAPA); doppler vascular; desfibriladores y ojímetros de pulso, dotando así el nuevo centro de salud de Oia, como uno de los más modernos de Galicia.

Esto facilitará que sus profesionales, además de realizar la propia actividad asistencial, puedan realizar actividades preventivas y desarrollar los programas de protección y promoción de la salud, programa del niño sano; programa de atención al paciente crónico; el Control del Tratamiento con Anticoagulantes orales, SINTRON; y atención a la Mujer, etcétera.

El centro de salud de Oia da cobertura a una población de 2.442 usuarios, de los que 205 son niños menores de 14 años.

El plantel de este centro está formado por dos médicos generales, dos enfermeras, un PSX, personal de servicios generales, y unidades de apoyo como pediatra, matrona y trabajador social.

En cuanto a la actividad asistencial, este equipo multidisciplinar realizó el pasado año un total de 17.000 consultas, entre adultos y niños, y un ciento de cirugías menores .

Con la inauguración del nuevo centro de salud, el Concello de Oia dejará de pagar los 1.500 euros, que en total añadiendo el IVA y el IRPF, suman 1.815 euros mensuales para el alquiler de un bajo en una propiedad privada. Oia pagó más de 90.000 euros por este concepto durante el tiempo que duraron las obras del nuevo centro de salud.