BANDALLO // La alcaldesa de Oia, Cristina Correa, en las inmediaciones del campo do Cabezo de Mougás, que está completamente limpio

El Concello de Oia, a través de la Consellería do Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, eliminó tres puntos de vertidos incontrolados en el municipio.

Así, en la parroquia de Mougás eliminó el punto de vertido incontrolado en las inmediaciones del campo do Cabezo. La empresa encargada de la limpieza de los vertidos retiró más de 1.000 toneladas escombros de construcción, restos de poda y residuos solidos urbanos.

Para estos trabajos de limpieza, que duraron dos semanas, la empresa utilizó bañeras autorizadas para el transporte de residuos y retroexcavadoras.

Otros dos focos fueron eliminados en la parroquia de Santa María de Oia, uno en la carretera de subida a la Valga y el otro punto se detectó en el Camino de Santiago por la Costa cerca del Tío Rincho.

La alcaldesa de Oia, Cristina Correa, explica que “esta era una de las principales demandas de los vecinos. Inicialmente valoramos ejecutar desde el Concello los trabajos, pero al tratarse de residuos mezclados, el coste de su tratamiento con un gestor autorizado era muy elevado, resultando imposible realizarlo este año contra el presupuesto del Concello. Ante esta situación, solicité colaboración la Xunta de Galicia, quien estudiado el caso, autorizó llevar a cabo esta actuación tan importante para nuestro municipio”.