Pasan unos días fuera y al regresar encuentran un nido de avispa dentro de su casa en Tomiño
El nido de avispas en la barra de sujeción de la cortina

Una familia del barrio de O Monte, en la parroquia tomiñesa de Currás, se llevaron una grata sorpresa este sábado cuando al regresar a casa después de pasar unos días fuera se encontraron en una de las habitaciones con un nido de avispas.

Al parecer, se dejaron una de las ventanas abierta y los insectos aprovecharon su ausencia para construirse un nido en la barra de sujeción de la cortina. En un primer momento, los propietarios pensaron que era un nido de avispa velutina, por lo que dieron aviso al GES de A Guarda, que se presentaron en el lugar en menos de 20 minutos.

Los bomberos tuvieron que ponerse unos trajes especiales de protección contra las picaduras. Tras comprobar que las avispas eran autóctonas, de la familia de las Crabro, (la diferencia con la velutina es que éstas tienen el abdomen amarillo y las patas marrones), no procedieron a su destrucción como se hace en el caso de las velutinas. Depositaron el nido en un lugar alejado de las viviendas.