BANDALLO

La Xunta continúa con su compromiso de impulsar la eficiencia energética y la calidad de vida de las familias gallegas. En el marco de la tercera edición del Plan de Vivienda, la Consellería de Economía, Empleo e Industria activó una nueva convocatoria de ayudas para la renovación de instalaciones eléctricas comunes dirigida a comunidades de propietarios y la titulares de inmuebles de uso residencial. A través de esta convocatoria, la previsión es llegar a 400 edificios y movilizar alrededor de 3,2 millones de euros en el sector, al tiempo que se mejora la seguridad y la eficiencia energética en los hogares gallegos.

La convocatoria, que se activa por primera vez y que se publica hoy en el Diario Oficial de Galicia (DOG), tiene un presupuesto de 800.000 euros. El plazo de presentación de las solicitudes de adhesión de entidades colaboradoras será del 16 a 29 de marzo y el de solicitudes de ayudas para particulares comenzará el día 2 de mayo y finalizará el 1 de septiembre de 2017, excepto que se produzca el supuesto de agotamiento de crédito, ya que la convocatoria será por concurrencia no competitiva, por lo que las ayudas se otorgarán por orden de presentación a todo solicitante que cumpla los requisitos.

Las ayudas podrán alcanzar los 150 euros por punto de suministro con un máximo de 3.000 euros por edificio o el 25% del coste total de la instalación. La ayuda está dirigida a inmuebles de uso residencial de más de 25 años y con dos o más viviendas, incluida la reforma de las instalaciones de enlace (desde la caja general de protección hasta los cuadros generales de las instalaciones receptoras de los usuarios), la toma de tierra, el cuadro de servicios comunes y las instalaciones correspondientes a los servicios generales del edificio. También incluye el relevo de pulsadores e interruptores convencionales por detectores de presencia.

El Plan Renove de Instalaciones Eléctricas se enmarca dentro del Plan de Vivienda 2017, que está desarrollando la Consellería de Economía, Empleo e Industria para favorecer el ahorro y la eficiencia energética en los hogares gallegos. De este modo, las familias pueden ahorrar costes en la factura energética, además de mejorar su calidad de vida, potenciar el uso de energías renovables autóctonas y disminuir las emisiones de CO2. En el caso concreto del Plan Renove de Instalaciones Eléctricas Comunes, la tercera iniciativa que se impulsa este año tras activarse los programas para la renovación de ventanas y ascensores, mejorará las condiciones de seguridad favoreciendo, además, la posibilidad de incorporar medidas de ahorro en el sector doméstico, responsable de más del 20% del consumo de energía eléctrica de la comunidad.